¿Puedo perder a alguien del pasado?

children-kiss-cute-kids-love-wallpaper-1280x720

¿Puedo perder a alguien de mi pasado?

Perder a una persona querida es una de las experiencias más dolorosas que atravesamos los seres humanos. Perder a aquel con quien compartíamos nuestro día a día, nuestros planes, y a quien considerábamos “parte de nuestra vida” por su presencia física o interacción cotidiana.

Solemos pensar que la pérdida solo incluye a las personas que están en nuestro presente, con los que hay un vínculo palpable.

¿Y qué hay de las personas cuya etapa acabó en nuestra vida?1280x720_dog-boy-child-autumn-est-mood-love-baby-background-free

A esas personas, también las perdemos aun cuando tenían años ausentes. Son aquellas personas que con el pasar del tiempo, se convierten en rostros de canciones, que son amores dormidos, recuerdos de relaciones que no queremos repetir, recuerdos de lo que no queremos volver a ser o que fueron tan bonitas que nos provocan suspiros.

Aquellos que mirando hacia atrás, sentimos que vinieron a nuestra vida a facilitarnos un aprendizaje y luego simplemente continuaron un camino diferente al nuestro.

“Es parte de nuestra vida todo aquel que ha pasado por ella y la ha cambiado”

Desde que nacimos, todas las personas con las que hemos compartido, interactuado, se vuelven parte de nuestra vida, parte de nosotros. Porque cuando tú y yo nos relacionamos, nos transformamos. No volvemos a ser los mismos.

boy-and-girl-friendship-cute-wallpaper-1280x720

Es parte de nosotros aquel que nos ha nutrido de experiencias placenteras y displacenteras, que ha producido tal presión para bien o para mal que nos ha causado una transformación interna.

Aquel que nos inspiraba a ser mejores, que quizás nos enseñó el cómo-no hacer ciertas cosas y gracias a eso nosotros fuimos diferentes. Algunos se convierten en un antes y un después por lo importante que fue la experiencia. Y nos damos cuenta que lo que somos hoy en día es el resultado de haber compartido con ellos.

“Cuando perdemos a alguien así, de nuestro pasado,  notamos rápidamente la diferencia entre la presencia física y la afectiva”

Se vuelve tan pero tan relativo el decir si alguien que ha muerto estaba o no en nuestra vida. Porque es que eso no lo define el tiempo. El corazón no cuenta los años. El corazón lo que si tiene es memoria y se rompe al saber que ya no está esa persona a la que una vez amamos y que se lleva una parte de nosotros con su partida.

cute-girl-with-teddy-bear-cute-wallpaper-1280x720

Duele la pérdida, no hay consuelo rápido al saber que no estará más, que los “hubiera” ya no existen, que no habrá otra oportunidad. Pero nuestro mejor homenaje hacia ellos es vivir una vida plena por los dos.

Recordándoles en el presente y agradeciéndoles cada momento compartido porque al final, sólo nos quedamos con lo vivido…

 

Si te gustó... ¡Compártelo!
Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

2 Comments

  1. Anónimo
  2. tazzy64

¿Añadir un comentario?