Y si el daño está hecho, ¿ahora qué hago?

Lonely-Beach-In-The-Park-Street-Light-960x540

Y si el daño está hecho, ¿ahora qué hago?

Resulta más común y más sencillo hablar de cómo perdonar el error del otro olvidándonos de lo importante que es sanar la relación con nosotros mismos. Perdonarnos por el dolor que causamos y atender el nuestro.

Cometemos fallas, no préstamos atención, hacemos daño a personas queridas y muchas veces, las consecuencias se vuelven irremediables.

Como duele aceptar que somos un mal recuerdo para alguien. Que al pensar en nosotros, les duele. Que no suspiran de alegría o nostalgia sino que al contrario, somos una marca en sus vidas.

A veces, pedirles perdón no basta. No hay oportunidad de reparación. Quisieras volver atrás, saber lo que sabes ahora, para actuar distinto y evitar lo ocurrido. Para hablar cuando sólo diste silencio, para actuar cuando te quedaste inmóvil, quedarte en vez de haber huido por miedo, para decidir cuando era el momento de hacerlo.

Te preguntarás ¿cómo hago para perdonarme?

LetGo-1024x765

¿Cómo hago para que ya no me duela? ¿Para acabar con este dolor y vergüenza de haber herido a esta persona?

Aceptando tus consecuencias. Atendiendo a tu dolor, tu vergüenza, tu miedo, tu tristeza. Cógelos todos y siéntelos con consciencia, llora cada lágrima que necesites, recobra tus fuerzas y después sigue adelante.

“Que el dolor de tus equivocaciones te hagan ser mejor”

Que el dolor de haber dañado a alguien querido, te haga cambiar eso que deseas y te permita actuar distinto. Quizás no puedes enmendar el daño hecho a esa persona, no puedes volver y decir “ya he aprendido”, “ahora si estoy preparado, empecemos de nuevo”, pero la vida se encargará de ponerte a prueba con algo/alguien más. Te dará oportunidades para tomar mejores decisiones.

Y sólo con el tiempo lograrás perdonarte, porque ahora eres mejor, porque has aprendido. Porque sabes que el daño no fue intencional.

 “Porque en cada momento damos lo que podemos dar, lo que tenemos, ni más ni menos”

inspiringwallpapers.net-mood-girl-walking-alone

Y porque aun cuando duela mucho ser responsable de nuestros errores, la vida lo trajo porque era algo que teníamos que aprender.

Lo siento, por favor perdóname. Gracias, te amo.

Información de: Siguetudicha

Si te gustó... ¡Compártelo!
Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Comentarios

  1. Oscar

¿Añadir un comentario?